En vacaciones, aprovechamos para aprender…

Vacaciones, tiempo para aprender y ver cosas nuevas. 

Nos encanta enseñaros cosas que encontramos cuando salimos de viaje y visitamos museos, exposiciones, etc. Esta Semana Santa, hemos tenido vacaciones y hemos ido a El Escorial. En su fantástica biblioteca, podemos observar esta maravillosa Esfera Armilar. Hay, además, otras representaciones alucinantes del globo terrestre, pero vamos a fijarnos en esta que nos llamó poderosamente la atención por su tamaño y su complejidad.

Si la miramos a simple vista, parece una esfera que incluye un montón de aros metálicos  dispuestos de forma diferente. Pero, una Esfera Armilar es una representación del Sistema Solar que se utilizaba, antiguamente, para enseñar el movimiento de las estrellas y el Sol, así como las estaciones, etcétera. Su invención se la debemos a Eratóstenes, en el 255 a. C.

En su construcción, sigue el modelo de Ptolomeo, que defendía que la Tierra estaba inmóvil en el centro del universo siendo el resto de cuerpos celestes los que daban vueltas alrededor de ella. Por eso, la Tierra se encuentra en el centro de la Esfera rodeada por los diferentes anillos. Los círculos que se ven dentro de la Esfera representan el ecuador celeste, la eclíptica, el horizonte, el zodiaco, los paralelos y los meridianos astronómicos. Apuntando la esfera hacia una estrella, podían leerse sus coordenadas y, así, saber su situación en la esfera celeste.

Esta concepción del Universo cambió después, con Galileo que mostró al Sol como astro central y los demás cuerpos celestes girando en torno a él.

Esta maravillosa máquina fue construida por Antonio Santucci, hacia 1582, en Florencia, para el Cardenal Fernando de Medici. Posteriormente, este señor se la envía como presente al rey Felipe II, que la colocó en sus aposentos, en el Alcázar de Madrid. Años después, decidió enviarla al Monasterio de El Escorial donde se instaló en la biblioteca en 1593.

Como eran material didáctico, lo normal es que las esferas armilares fueran más sencillas y de un tamaño bastante más manejable. Sólo las que servían, además, como objeto decorativo tenían proporciones parecidas a la que encontramos en El Escorial.

El Monasterio

El Monasterio de El Escorial es un  magnífico complejo de edificios, mandado a construir por Felipe II, que incluye un palacio real, una basílica, un panteón, una biblioteca y un monasterio. Todo ello dispuesto con forma de parrilla.  Su construcción se llevó a cabo entre los años 1563 y 1584. La maravillosa biblioteca posee más de 40.000 volúmenes de un valor extraordinario.

Si tenéis ocasión, no dejéis de visitarlo. ¡Merece la pena!

                          

 

No hay comentarios

Inserta tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies